18/8/06

Los adolescentes y el arte de la comunicación escrita

Es increíble la estupidez que vuela por la cabecita de estos pseudopúberes.
Hoy sufrí (y está bien dicho: sufrí) un enfrentamiento IRC con un ser de dicha índole. El jovencito comenzó a soltar una barbaridad detrás de la otra tergiversando por completo la ortografía de cada una de las palabras. ¡Dios mío! me parecía mentira estar esforzando la vista para comprender de algún modo la ilegibilidad de ese texto y hasta por un momento pude imaginar un rictus en su rostro coincidiendo con la forma de expresión escrita. Yo ya estaba enojado - como paso la mayor parte de mi día pero en un grado más alto - y no pude quedarme callado:

El Niño: t pone d la kabezza k ezcribba azi!?"=no???"==
Yo: no es para tanto como decir "me pone de la cabeza" pero me da una cierta incomodidad saber que los adolescentes vienen cada vez más tarados
EN: jajaja....yo em el cole nu temgo nimguna falta de ortografia....!!1
Y: me alegro che, pero no tiene nada que ver con la taradez
EN: wè.-...chiko mgramde.... X___x
Y: ¿qué?
EN: nada nada-...

No fui completamente grosero a causa de que no quería llevar a cabo una discusión a tempranas horas de la mañana, pero lo aquí expuesto creo es uno de los muchos ejemplos de la generación perdida del país futuro.

¿De quién (o quiénes) es la culpa? Si se puede hablar de culpabilidad...

10 comentarios:

Rodri dijo...

hay que matarlos a esos pendejos!!!!
son insoportables, cualquier cosa opten por desadmitirlos y listo
saludos pesimista, buen blog

Jes dijo...

Si querés hablar de culpas yo quero que es pura y exclusivamente culpa de ellos que se hacen los pillos y mandan letras m, k, i, h donde no van.
Tranquilamente yo podría ser una de ellos porque voy con la edad pero eso de escribir i ke nadieh emtiemdah nada d lo ke ezkribo no me va y me altera sobremanera leer cosas así mal escritas. Estoy aprendiendo a soportar las faltas de otrografía pero esas pelotudeces a propósito no.
Yo creo que pierden más tiempo pensando cómo escribir mal para parecer pillos que escribiendo como deben.

efe dijo...

Grosa la retorica que usas che..
bueno, a mi me parece que tiene razon jes, el tema de las faltas de ortografia es un problema constante y culpabilizo a las escuelas, sobre todo a los docentes por la negligencia que supera ya todas las expectativas. yo no soy un perito en la materia pero creo que me las arreglo bastante bien...
un abrazo pesimista

cualquier boludo dijo...

De Marilyn Manson.

Carolina dijo...

Claro, no le creo ni en pedo que en el colegio no tiene faltas de ortografía. Que el resignado del docente no se las corrija, esa sí se la creo, pero es otra historia.

Es una pena..

Señorita Cosmo dijo...

El asunto de las faltas de ortografía es una cuestión eterna, el de la "forma de escribir" es algo nuevo.
Me parece que no es tan facil como para decir "me da bronca", "hay que matarlos" y punto. El un fenómeno que está naciendo recién ahora. El problema es que ahora no se puede ver, porque es nuevo, y tampoco se puede ver hacia adónde se encamina.
No te ovlides que el lenguaje siempre cambia. Desde el arameo antiguo, hasta el español contemporáneo con todos los modismos y acentos propios de cada país, siempre fue cambiando, uniéndose y modificándose con el tiempo. El auge de los medios de comunicación, hace que todo se acelere de una forma impresionante.
Las palabras pertenecen al "lunfardo" hasta que se usan tanto tanto que la real academia "debe" aprobarlas.
Yo creo que estamos asistiendo a un cambio, el mismo que se produjo con el español entre España y Latinoamérica (o el inglés), pero tan acelerado (desde "El diario de viaje" de Colón hasta nuestros días, pasaron 500 años), que se ve completamente desprolijo.
Habría que esperar a que se acomode y ver que pasa, y es más, posiblemente no nos guste (y ni lleguemos a verlo completo), porque es generacional. Pero ese no va a ser nuestro problema.

Pesimista Necesario dijo...

Tiene razón la señorita cosmo con lo de "la forma de escribir".
Igual no me parece que la RAE acepte nunca esto. Es más, ¡¡¡voy a hacer lo imposible por entrar a la RAE, aunque sea como cafetero e impedir que esta neocolonización de mierda nos arruine el lenguaje!!!!

y me calenté

Anónimo dijo...

Creo que el problema de los "niños eternos" no es cuestión de edad; es verdad que hay cierta tendencia en los menores, más aún con los nuevos chiches tecnológicos. El "problema" mayor lo encuentro en los adultos, donde muchos se jactan de chistosos y modernos, y no se percatan del estúpido papel que logran, y más lamentable es que no entendemos en absoluto esa lectura llena de códigos y signos, o quizá sí los entendemos, pero por qué motivo retardar nuestra lectura, cuando en realidad podemos leerlo en segundos? Totalmente de acuerdo con jes, seguro que pierden mas tiempo pensando en cómo escribir mal.
Quizá muchos coincidan conmigo en este tema, por eso les pregunto:¿que opinan de los médicos? Cuando recetan un medicamento, apuesto a que si tienen que leerlo a la semana no tienen ideaaa de lo que han garabateado, me resulta ridícula esa práctica, considerando los errores en que pueden incurrir los farmaceuticos o quien sea que las lea; tendriamos que empezar todos por revertir las malas "formas de escritura", y tener en cuenta que de repente sin notarlo variar una "v" por una "b" no nos hará mas o menos cultos, pero si cuidar nuestra narrativa, que quizá no contenga el mejor de los formatos, pero hagamos al prójimo más legible su experiencia.

Araña dijo...

Creo que, como ya han dicho, no tiene nada que ver la forma de escritura que usan hoy los pibes (supongo que los SMS ayudan para no gastar en letras inutiles y así ahorrar credito) con las faltas de ortografía. Mis dos hijos (12 y 13 años) no tienen faltas de ortografía y sin embargo escriben de esa forma cuando chatean o se mensajean con los amigos.
Entre ellos se entienden, que es lo principal ahora yo no puedo leer una sola línea sin preguntar .. "y acá que pusiste..???? Grax!

Cebolla dijo...

No soy compasivo con ellos porque fui docente universitario, pero sirve saber que pasamos todos por esa caótica época.